artículos · la caries

A medida que mejora la cultura de las personas, aumenta el interés por la salud. Un aspecto importante en este campo es el de los cuidados de la boca.

Una boca sana refleja a la persona. Todavía vemos hoy día bocas con espacios oscuros, por pérdidas dentales. También llama la atención que chicas guapas de cuerpo y cara no quieren sonreír abiertamente por temor a que vean su dentadura. Muchas mujeres están preocupadas por el peso y la figura, siguiendo innumerables dietas y luego no dedican cuidados a la boca.

Pero la estética no es suficiente.

Una boca sana mejora la función alimentaria, ya que permite una masticación correcta. Facilita la digestión y asimilación de la comida. Evita tener focos de infección que pueden extenderse a otras regiones del cuerpo. Se previenen dolores de cabeza, de oído, pérdidas de pelo, y otras complicaciones. Algunas personas no se dan cuenta de su mal aliento que, en muchos casos, pueden evitar con un tratamiento sencillo.

Las enfermedades más frecuentes en este campo son la caries y la enfermedad periodontal, más conocida como piorrea.

¿Qué es la caries?

Es una enfermedad de los dientes de causa infecciosa. Se produce un reblandecimiento de los tejidos duros del diente - el esmalte y la dentina- y, si avanza más, alcanza la pulpa, que es la parte más interna, por donde discurren el nervio y los vasos sanguíneos.

¿Cómo saber si tengo caries?

Está claro que una revisión oral por un profesional es el mejor procedimiento para el diagnóstico de caries. Pero en casa, con un espejo, podemos sospechar su existencia. Si apreciamos cambios de color, malestar o dolor con algunos alimentos o con el frío o calor, zonas donde se acumulan restos de comida o mal aliento. Hay muchas caries que no se detectan a simple vista y el profesional recurre a la radiografía para descubrirlas.

Datos que indican la presencia de caries

En los primeros momentos no duele, lo que puede hacer que el paciente no le dé importancia y se confíe. Pero eso es un error. Cuando comenzamos a sentir molestias con algunos alimentos, los dulces por ejemplo, o con las bebidas frías, no debemos esperar.

Principales errores en la prevención de las enfermedades de la boca

  1. "Ya iré cuando me duela"
  2. No hacer revisiones anuales
  3. No cepillarse los dientes "porque suelo comer fuera"
  4. Mala técnica de cepillado
  5. Pensar que la pérdida de dientes es propia de la edad
  6. No tratar el sangrado de las encías, primera fase de la piorrea
  7. Tomar habitualmente alimentos azucarados entre comidas
  8. Pensar que la solución es sacar el diente
  9. No resolver el espacio que queda tras la extracción.

Como es bien conocido, la caries es una enfermedad infecciosa. Si no se trata avanza, lenta o rápida, pero sin parar. Cuando está en el esmalte del diente, que es la capa más externa, su evolución es relativamente lenta. Pero si llega a dentina, capa más profunda y blanda, el avance es más rápido.

La parte más interna del diente es la pulpa. Es un tejido formado por el nervio y los vasos sanguíneos. Si la infección alcanza la pulpa ésta se inflama, lo que se conoce como pulpitis. Como el nervio queda comprimido se provoca dolor que puede ser muy intenso. Pasado ese momento de máximo dolor se produce la muerte de la pulpa y queda un tejido contaminado que con el tiempo se rodea de pus y formará una bolsa. Más adelante esa colección de pus y bacterias tiende buscar una salida y se formará una fístula o conducto por donde sale al exterior.

Si la pulpitis es irreversible queda la solución de la endodoncia. Es lo que se conoce en el lenguaje coloquial como "matar el nervio". Es una forma de conservar el diente en boca.

Pero otras veces el proceso está tan avanzado que obliga a la extracción.

¿Cómo prevenir la caries?

Hoy día tenemos profesionales bien preparados para dar solución de calidad a las enfermedades orales. Depende de la responsabilidad de las personas el buen estado de su boca.

Dr. Ignacio Martínez Esteban
Médico especialista en Estomatología

subir